viernes, 27 de marzo de 2009

cabeza de radio

Ok, ok, si claro que me gusta Radiohead... O sea, escuché los primeros discos hace como diez años. Claro, yo era muy jóven cuando apareció Kid A. Recuerdo haberlo escuchado y que me guste más que Ok Computer. Y si, ya sé que la gente adora esta banda... pero a mi, simplemente, nunca me terminó de cerrar. Y eso que me sé The Bends bastante bien y un poco menos, Pablo Honey.


Después de Kid A, de los discos restantes escuché poco y nada, en casas ajenas, en videoclips, en la radio... que si me bajé el disco gratis? por supuesto que no.

Y no, nunca dije que yo fuera como ustedes.

Y yo era jóven y pensaba que la vida apestaba y escuchaba algo de Radiohead para convencerme de ello. Y aún recuerdo una de las primeras charlas con quien sería mi mejor amigo durante algunos años. Él hablaba de Kid A en la puerta de la escuela, conmigo y varios amigos más. Una perorata así de larga se mandó el muchacho, todo para que yo lo interrumpiera hacia el final, sólo para decirle...

Todo eso lo leíste en inrockuptibles, no?


Y bueno, el tiempo pasa y la vida no apesta. La vida es bastante divertida y buena al fin y al cabo. Cosas emocionantes pasan todo el tiempo. Si. Todo el tiempo. Sólo hay que ser lo suficientemente poco oveja como para saber encontrar la diversión.


Y no, 300 pesos. Quien diablos en sus cabales pagaría 300 pesos por algo más de dos horas de show?

Que oveja que es la gente.


Pero esto es sobre otra cosa, sobre la gente y su falta de curiosidad y su vocación de oveja y bla bla bla. ¿qué sí hablo como una maldita superada snob? claro que sí.


Es mi vocación. Quizás lo soy.

De todas formas no lo voy a entender nunca. Por suerte, entiendo muy bien que no entiendo. Te vamos a pedir mucha mucha plata y nos la vas a dar. Así. sin más.


Y ahora mismo. Ahora ya, sólo por snob les digo: bajense YA Partie Traumatic de Black Kids. Mi amigo matias dice que esa banda es una mierda. Yo digo que sirve para bailar.


Cualquier cosa que sirva para bailar es buena.


CUALQUIER COSA


Porque cuando la vida no apesta, uno se da cuenta de que es un baile. Y si radiohead no me hace bailar. no significa que sea malo o pésimo o inmundo. Significa que no me interesa.


Porque yo soy una bailarina nata.


y los bailarines



bailan



Y claro que no me iba a perder a Radiohead. Y claro que no iba a pagar 300 pesos. Porque seré pobre pero no soy ninguna oveja.


Y si, claro que pagué para ver a Madonna. Y si, claro que bailé como nunca. sóla y divertida.


Y si, claro que en Madonna, soborné al de la puerta.


Nunca pagaría lo que madonna quiere. has escuchado querida madge? nunca tendrás mi dinero!


Y entonces, cuando se dice que tal regaló su disco por internet y que la música es libre es de todos y vamos con la revolución comunista y de repente pedís tres gambas, trecientos pesos para verte: lo que tiene de comunista tu (ficticia) revolución lo tiene más de común que de ista, y ahí ya no me caes bien y si, voy a escuchar tu música pero nunca tendrás mi dinero.


Y no porque no lo tenga, sino porque no te creo.


Y entonces, te despedís en la marea humana de chicos con jean y remera descolorida negra, de tu novio, que también usa jeans y remera descolorida negra. Y él se va. Feliz. Y deseas que se divierta mucho pero a la vez te da asco que sea tan igual a todos. que sea tan oveja. tan poco propenso a la aventura. Tan--- "pago lo que sea".


Y cuando tu novio se fue. contento, con la entrada, vayan pasando chicos, con la entrada en la mano, vamos rebaño todos juntos por este pasillo las chicas a la derecha con la cartera abierta, los chicos a la izquierda con la mochila abierta, nada de comida, ni de botellas, no, te vamos a vender las cosas a 4 veces su valor, ahí es donde comienza la aventura.


Y entonces, nadie paga la emoción que genera la incertidumbre, y la banda no importa, pero entrar si.


Y entonces primero intentás colarte por la parte aquella por donde sigue el rebaño. y el de seguridad se da cuenta y te echa.


y la aventura exige más riesgo.


entonces, bordeas todo el club. hasta el final. llegás a defe y en el camino ves mucha gente como vos. gente que quiere entrar pero que no quiere pagar. pero que probablemente no paga porque no puede, y en realidad, se muere por ver a la banda. o gente como uno que tanto joder.


y entonces, seguís caminando y llegaste al fin, al final del último club. es defe. y lo bordeas y entonces, cuando llegás a la autopista, luego de haber atravesado una puerta amenazada con ser tirada por una turba de fanáticos, llegás a la autopista.


y hay un policia.


uno que no te deja pasar.


uno que no deja pasar a nadie.


y está oscuro.


y el policia se va.


y bordeás la autopista. y la banda ya no importa. importa esa aventura que estás viviendo en ese momento.



Hay que correr



antes de que se den cuenta.



CORRER



Y así, llegás a donde está el segundo policia. uno que vigila un camino oculto, un camino oscuro, con tierra, pasto alto, y lo que sea. un camino al fin.



y no te deja pasar.



pero le decís venga hombre que sólo soy una chica buena



que no vamos a hacer nada malo



que si usted lo dispone, nos vamos cuando usted lo diga.



vaya nomás muchacha



y ahi. al final del pasillo. una luz



y al final de la luz



dos hombres.



oiga amigo que no será posible pasar.



no chicos, vayanse que nos meten en problemas. pero si te doy plata. no tampoco. vayanse. sólo queremos estar acá. y radiohead se escucha perfecto desde aquel pasillo. y suena airbag y estás ahí y en realidad todo esta cerca



y en la oscuridad. mientras la música suena, muy alta por cierto, un canuto se enciende. y se siente paz, en ese pasillo en el que nunca estarías en tu vida, sino fuera porque hay que bailar.



este es el baile



pero no. que tu no bailas con la más fea.



y entonces, ligeramente colocados, vemos sombras. sombras que corren y desaparecen.



y, colocados, abandonamos el pasillo. aquel pasillo oscuro, lleno de hojas y quien sabe que más, porque nunca vimos nada. Solo sentimos, en la oscuridad, que había hojas y tierra y nosotros y el baile y la música en el aire.



y entonces señor policia nos vamos. podemos obtener algo mejor. (pero cualquier cosa, volvemos, eh?)



y al final del club, aún en la autopista, con los autos, los carteles, la velocidad, el viento, la oscuridad, las paredes, vemos una reja. una cerca coronada con alambres de púa. Y ovejas que al saltar dejan de serlo. ovejas que al tirar la cerca abajo, dejan de serlo.



y entonces un chico te sostiene la mano y saltas la reja.



y estás adentro.



más cerca que lejos.



y la música, omnipresente, se respira.



y entonces, en medio de ese campo, otrora canchita de fútbol, con el pasto crecido, con tu altura hecha pasto alto, con la visión reducida, corres, bailás. bailamos.



está muy oscuro y no se sabe que va a pasar. a donde vas a terminar. a donde vamos a terminar, y en mano de quienes y hay peligro, y hay linternas, y hay gritos. y estamos adentro, nos escondemos, buscamos el mejor camino, está oscuro y la música omnipresente.



la música en el aire.



y finalmente la luz



la luz de las pantallas de televisión elevadas a quien sabe la millonésima potencia y la espectacularidad y la gente regocijándose en la espectacularidad del evento que tanto, hay que hacer valer el dinero.


y la música más fuerte. más alta. y las luces más fuertes, más altas.



y sólo se te ocurre pensar, que mecánico, que frío, que exacto.



al final, no valía lo que costaba.



pero el baile, es el baile.


ES.

12 comentarios:

el.satiro.del.latigo dijo...

y aun despues de todo lo que dijiste, you are (still) a target market.

querés melón? dijo...

ser target no tiene demasiado de malo, me parece.

el malo puede ser el que apunta, pero está en vos quedarte en esa mira o correrte un cachito a otra más interesante.

me gustó el relato.

johana marshall dijo...

queridos dos:

e.s.d.l.:
no quiero que esto suponga una desilución para ti, pero si tenemos en cuenta que la piedra fundamental, la razón de ser de aquello que denominás target market es el concepto de la compra/venta, no hay nadie más target market que yo, dado que me encanta tener y poseer mierda, al igual que al resto de la humanidad.
Es por eso que no conozco a nadie que no sea target market aunque, si vos conocieras a alguien que no lo sea, me gustaría que le des mis señales ya que me gustaría conocerlo.

q.m.:
no estoy de acuerdo con todo lo que escribí, de hecho exageré algunas cosas en función de aquello que quería transmitir, pero bueno, si te gustó el relato, supongo que valió la pena.


j.

Brian dijo...

me hice un blog, nomas, y ya soy fan tuyo, de nuevo,
/mcatmos

Anónimo dijo...

pffffff
pfffffffff
pfffffffffff
pfffff
pfffffff

johana marshall dijo...

brian ya pasé aguante

ahora subí algo, vago.


anónimo dale, copate, escribime un mail, algo, realmente quiero iniciar un intercambio epistolar con vos? te puedo tutear?
daleeee
mandame un email...

j.

La Criatura dijo...

¡run johana run!

La Criatura dijo...

¿sos telemarketer?

Brian dijo...

jajaja, lo estaba leyendo y parecia el diario de alguien que estaba cruzando la frontera Mexico/Estados Unidos

Anónimo dijo...

Jaja, estupendo. Encima el ir y venir entre la indignación y la neutralidad.
Neh... Yo no sobornaría a ningún policía por ver un recital. Con suerte puedo pagar 15 pesos para ver alguna banda medio grela. Y peor todavía cuando tengo que pagar por tocar... ¿Cuándo será el día que me paguen a mi y yo me quiera hacer la estrella diciendo "no voy a aceptar tu fuckin dinero porque soy una estrella de rock, nene" (argumentando que el arte debe vivir de nosotros y no nosotros del arte), y me peguen un boleo en orto (con perdón del epíteto), para caer consciente en la cruda realidad de que somos prostitutos que nos vendemos y nos compramos constantemente en este mundo que gira, gira y gira al sobre el eje de un solo interés?
A todo esto no se lo que venía diciendo.
Me acordé lo que pusiste en un post anterior sobre los jabones fálicos agarrados a la pared de los baños de primaria. En mi escuela había de esos, incluso en la secundaria. Cuestión: No puedo afirmar que conocí un jabón así porque siempre estaban gastados y solo se veía el fierrito. Puf.

Bueno, che, yo tenía un blog. Lo perdí, lo dejé, no se qué pasó. Lo debo haber dejado en el otro pantalón, si no firmaba con ese para que pasaras.

Te dejo un abrazo grande... y te dejo (aunque no sirva de nada) este mail: matixnahuix@hotmail.com

Sea feliz!

Matías.

El que se agarra a tu hermana dijo...

Jaja.. que grasa que sos.. como no tenes vida, vas por blogs puteando gente.. jaja.. envidia!..

www.conseguiteunavida.perraendemoniada.com

Me encantaria no tener que putearte, pero te metiste con Don Esteban, que no te hizo nada, y si no te gusta el o su blog, o si no te gusta que te puteen, te podes ir a la reputa que te pario, perderte en el bosque de los inutiles y capaz que conseguis una vida dejandote violar por los cervatillos. Pero sin joder a los demas.

Dale, putea denuevo.

mareano dijo...

Fui al recital
Paguè por ver el recital
salí conforme
MUY CONFORME!!!!
Soy de los que pensaron (ridiculamente) valiò lo que paguè

Me gustò el recital, escucho a Radiohead desde el año 95, de casualidad, por un video en I-Sat.

Me gustó tambien tu relato, se dijo mucha fantochada en los diarios por el recital.

No me arrepiento de haber pagado ni me avergüenza reconocerlo, no podrìa haber saltado un alambrado.

Sòlo me arrepiento de no haber bailado lo suficiente ni de haberme sumergido mucho en la marea de gente. Fui acompañado por la hermanita(18) de mi ex, que estaba aterrorizada por la cantidad de gente. FUck!!!

ME gustò tu relato, voy a leerte màs seguido
salutes