miércoles, 4 de febrero de 2009

a favor, en contra

1.
En mi trabajo, una de mis compañeras me prestó el libro en el cual se basa la serie de televisión "sex and the city". Cerca de la navidad, yo le había regalado ese libro con motivo de aquel ritual inherente al ambiente laboral llamado "amigo invisible".

Trabajo de recepcionista y, cuando abrí el papelito del sorteo y vi que tenía que comprarle algo a Mónica, pensé mucho en que podría regalarle a una persona de la cuál no sabía demasiado.

Esa misma semana, tenía que comprar otro regalo: uno de navidad para mi amigo Nico.

Entonces recordé: a Mónica le gusta leer. Todos los días cuando pasa por la puerta (que le abro yo) la veo con alguna que otra novela rosa en la mano.

Porque es así: hay gente a la que le gusta leer y hay gente a la que le gusta leer basura.

Y yo, que con mis libros de Bret Easton Ellis y Chuck Palahniuk me creía la reina de la basura literaria.

Así que un domingo fui a hacer aquellas compras.

Para Nico, elegí un libro de Palahniuk. Para Mónica, como no sabía muy bien que tipo de novelas rosas le gustaban, elegí, un poco por sugerencia del vendedor, ese libro que ahora "con el tema de la película" se estaba vendiendo bastante bien: "sex and the city" de Candace Bushnell.

El vendedor envolvió los dos libros (de proporciones idénticas) con el mismo papel de regalo.

A uno de los libros le hice una marca para no confundir destinatarios.

El día del amigo invisible llegó, y, naturalmente, confundí los libros.

La cara de Mónica fue muy graciosa (era de esas caras que no pueden ocultar ni decepción ni sorpresa) cuando abrió el paquete equivocado.

Y yo que no podía parar de reirme.

Al día siguiente le di el libro que sí correspondía y me dijo que le gustaba, que lo iba a leer cuando termine algo que estaba leyendo en ese momento.

Así que desde que volví de las vacaciones, como para sacar tema de conversación, le pregunto que le pareció el libro.

Entonces:
Parece que Mónica se cansó de mi inquisición diaria sobre "sex and the city" porque hace un par de días, vino muy sonriente con el ejemplar en la mano y me lo prestó.

Aburrida, a la tarde, lo empecé a leer ayer.

respuestas:
si, es medio bastante malo
si, es de fácil lectura
¿que qué es la fácil lectura?

Después de leer un par de capítulos (que no es nada dificil porque bueno, cada capítulo no tiene más de tres páginas) se me ocurrió que era bastante parecido a un blog de esos que luego se convierten en libros: sencillo, con capítulos cortos, lenguaje facil, situaciones (no sé para quien) supuestamente cotidianas, etc.

Aburrida, abri clarin.com para ver si la lista de muertos del accidente de colectivos se había engrosado un poco.

Y me encontré con una nota

Una nota que decía que el género chick-lit (literatura para chicas) al estilo "sex and the city" era un boom en algunas editoriales que habían publicado chick-lits tanto argentinos como extranjeros.

Y enumeraban una serie de títulos que se pueden encontrar en las mesas de novedades de lugares como el ateneo o musimundo

Porque esas no son librerias. Que quede claro.

Y, entre los títulos, próximos a editarse, se encontraba un exponente de otro nuevo género, llamado dick-lit.

El dick-lit, me parece que es algo así como literatura para mujeres hecha por hombres pero que nada tiene que ver con los hombres.

¿qué como llegué a esa concusión?

Elemental

El título del dick-lit que se va a editar próximamente es "hablalo con mi abogado", un blog que sigo hace algún tiempo y que narra las cosas que le ocurren a un tipo que se divorció de una mina que está medio loca y que tiene tres hijos y que sale con mujeres cuyos nombres empiezan con la letra V.

El tipo supuestamente se llama Esteban, y supuestamente su blog está basado en hechos reales.

En realidad nunca hubo un cartel en aquel blog que dijera "este blog supuestamente está basado en hechos reales", pero, a juzgar por los comentarios que recibe diariamente, parece que su público blogueril asumió que si, que todo lo narrado es real.

Claro que alguna vez se generó alguna que otra controversia en la ventana de comments, sobre si el tipo en realidad no era un bestiaria dos o algo así.

Y si, la respuesta llegó de la mano del gran diario argentino.

El autor se llama Diego Gualda y tiene un blog en clarin.

Así que "hablalo con mi abogado" próximamente será un libro.

y aquí viene mi descargo:

Está bien que uno lea ese tipo de blogs para pasar el tiempo, porque está aburrido en el trabajo y no da como para sentarse a leer cualquier cosa que demande un mínimo de atención porque bueno, es el trabajo y el teléfono suena, hay que hacer cosas y retomar un Nietzsche en ese contexto puede ser más tortuoso que el libro en si.

Por eso está bueno leer esas cosas livianas, que uno las deja a la mitad y el mundo sigue.

Y que uno se da cuenta que son livianas.

Pero lo que no puedo evitar preguntarme es:

¿Qué clase de persona invierte su verdadero tiempo libre en leer algo tan simple como un libro salido de un blog?

¿Qué clase de persona gasta plata en un libro que se lee gratis por internet?

¿Qué clase de persona prefiere una lectura cómoda ante una retadora?

Que quede claro, soy basurera pero también me gusta pensar.

¿Y cuando se trata de libros, porque habría de leer bestiaria pudiendo leer a Salinger o a Cheever?

Esto es simplemente una reflexión.

y un consejo:

puede que a Bolaño no le guste, pero "hacia el oeste, el avance del imperio continúa" de David Foster Wallace (relato incluído en el libro, también recomendable "la niña del pelo raro") no tiene desperdicio.

si, aconsejo firmemente leerlo.

y si no les gusta, lo podemos discutir.

11 comentarios:

Leo dijo...

Mmmm, definitivamente uno de los mejores posts que hiciste hasta ahora. Chapeau.

De Candace Bushnell compré 3 libros por 5 euros o algo así en una librería berreta de Amsterdam. No pude pasar de la página 100 del primero. Horribles.

Palahniuk y Easton Ellis no califican como basura, por favor. Sino, ¿qué le queda a Stephen King y Wilbur Smith? Por no hablar de Danielle Steele, Bucay, Coelho, etc. Si ponés el calificativo "basura" tan arriba nos quedamos sin palabras para toda esta basofia inmunda descerebrizante.

Tenés razón, un blog se parece bastante a "fácil lectura". Hace unos años salieron sin mucho éxito unos libros "para leer en el baño" con cuentos cortos de 3 ó 4 páginas calculados para durar lo mismo que una visita al toilette.

¡No podés ser tan morbosa! ¿Cómo podés abrir Clarín para ver si hay más muertos?

Me parece que dick-lit es más otra cosa, tipo lo que hace Coco Sily, ¿no?

De la gorda creída e insoportable de Bestiaria mejor ni hablar.

Sigo por mail...

Slds

Leo

el.satiro.del.latigo dijo...

sucedio algo interesante con una seniorita llamada LonelyGirl15.

fue algo asi como una celebridad de youtube.com con sus videos en los que contaba episodios de su corta vida.

la cuestion es que ella era al parecer fruto de un casting, sus videos producto de un equipo de produccion y las historias narradas de dos escritores.

Palahniuk y Easton Ellis son basureros, que no es lo mismo que basura.

LuLú dijo...

Definitivamente no entiendo a la gente que gasta plata en un libro que puede leer en un blog por Internet, de todos modos no creo que sea lo mismo leer el libro de Cita a Ciegas que haberlo seguido día a día con el blog, esperar cada nuevo post... Era una gilada que todos sabíamos que era mentira, pero estaba bueno leerlo antes de empezar el día laboral...
Ahora, si entiendo a la gente que prefiere la lectura liviana. No me compraría nunca esos libros para mujeres en el intento desesperado de comprender a hombres que no quieren compromisos porque temo terminar vomitando, pero durante el año con lo que tengo que leer para la facultad no tengo tiempo de leer un libro y cuando tengo tiempo es porque estoy de vacaciones y necesito también vacaciones para mi cabeza, por eso leer algo que me entretenga y no me haga pensar en cosas profundas ni complicadas, hago eso durante todo el año.

k r i s t i a n dijo...

para mi easton ellis y palahniuk son algo asi como la coca cola, sabes q no te hace demasiado bien, pero igual lo consumis y te gusta mucho.
De paso hago mi pedido formal a que alguien reedite fight club que esta agotadisimo hace años, muchas gracias.

bestiaria es para cuarentonas pre monopausicas, habia otro libro de un blog, de una minita muy alta sociedad q te metia textos en spanglish y contaba de lo cool q era ella, su hija y las porquerias menemistas que le traian o se traia de NY. ¿como era q se llamaba? ni se, solo recuerdo q era una porqueria. es mas si mal no recuerdo fue de los 1ros libros/blogs q salieron.

en fin, eso nomas

hasta la victoria siempre (?)

Ignacio dijo...

Todo un tema el de los libros.
La verdad, yo no sé bien que es la literatura basura, tampoco sé cuales son los libros serios.
De hecho, no sé si el término serio me gusta para algo relacionado con la literatura.
Yo puedo decir que algunos libros de Stephen King me gustaron y mucho (Cujo, Cementerio de Animales, IT, etc)
Que de Ellis conozco poco, apenas American Psycho y que si hablamos de autores norteamericanos prefiero a Franzen, a Mailer o a Hemingway.
Que se yo...
Es cierto lo de las librerías. También habría que evaluar el espacio que se le da a los libros en Cúspide o similes (es una injusticia ocupar todo un stand con libros de autoayuda)
pd: ¿qué pasó entre Bolaño y Wallace?

johana marshall dijo...

queridis:

leo:
el.satiro.del.latigo lo puso mejor que yo, que son basureros, no basura

el.satiro.del.latigo:
no podría estar más de acuerdo!
cero youtube yo ni sé quien es esa minita

lulú:
la conjura de los necios es un excelente libro para el verano, es simpático, divertido y muy bueno por cierto. Claro que se pueden leer cosas así pero más de calidad...
igual, si lees durante el año cosas de la facultad, no es como que solo lees la revista caras en la peluqueria.

kristian:
si, posta, no puede ser que esté error humano y no fight club que es como el primer exito de chucky

ignacio:
claro, es un poco así como decís, pero bueno, discernimiento del bien y el mal tenés...
a franzen no lo conozco, bah, no lo lei, pero los otros dos son muy buenos

saludos para todos buen jueves de mierda!

LuLú dijo...

Mirá que casualidad! Justo me compre ese ayer por recomendación de la vendedora, ahora le tengo más fe, ya son dos que me lo recomiendan, eso suma puntos :p

Leo dijo...

No puedo creer que le diste bola a la recomendación de la vendedora.
Salvo el amigo de "El cliente NUNCA tiene la razón", el 99% de los vendedores de librería son descebrados que podrían vender salamines en Al queso queso con el mismo talento que sugieren libros.

Milagrosamente te tocó una vendedora que lee Palanhiuk. Decíme dónde y voy a comprar todos mis libros ahí de ahora en más.

Stephen King es divertidísimo pero es a la literatura lo que McDonalds es a la gastronomía.

johana marshall dijo...

leo leo leo:

no sé si es la lluvia, el paro de subtes o el exceso de drogas en tu organismo, pero lo entendiste todo mal. vamos por partes:

en mi caso, era un vendedor. El libro de sex and the city me lo sugirió el. Le pedi opinión porque era para hacerle un regalo a una persona que no conozco demasiado.

El libro de palahniuk para mi amigo, a quien si conozco, lo elegí yo solita sin ayuda de nadie ha ha ha

En el caso de Lulú, la vendedora le recomendó "la conjura de los necios" de john kennedy toole

Y, como cuenta Lulú en su blog, aparentemente la vendedora tenía pinta de ser capaz de hacer bien su trabajo

y no es como vos decís, no siempre.
Yo tengo un amigo que trabajaba en cúspide y que ahora tiene su propia editorial indie en la que editó el trabajo de su ex jefe en la libreria.

Alguna gente tiene idea, la mayoría no.

jeje

iojan.

Leo dijo...

Jota,

¿HAY PARO DE SUBTES? FUCK. Me acabo de enterar...

Mi último comentario era sólo respuesta al de Lulú. Es cierto, me confundí y pensé que había comprado el de Chucky y no el de Kennedy Toole.
La historia de tu compra sí la había entendido (y debo confesar que también compré "Sexo y Nueva York" y no para regalo).

Igual, gracias por la explicación. Últimamente (desde que empecé a excederme con las drogas regularmente, digamos) necesito cada vez más explicaciones.

Tu amigo seguramente entra en el 1% de los vendedores capaces. Estoy harto de preguntar si tienen libros de X autor y que lo tengan que buscar en la compu si no es Harry Potter/Bucay/Coelho/Pigna (seguro que alguno va a objetar a incluir a este último pero ese gordito me cae muy mal).

Una vez, en El Ateneo Grand Splendid, les pedí El acompañamiento, de Gorostiza, y me sugirieron preguntar en el sector de música (no de libros de música, el sector de venta de CDs).

Slds

Leo (confundido)

Ajenjo dijo...

Primero digamos que cualquier mamotreto de papel y tinta no es un libro. Digo esto porque lejos están los blogs de papel de ser literatura. No sabemos muy bien que es un blog, pero sabemos que cosa no es. No es un libro, por ejemplo. Se me dirá, hay escritores que también escriben en blogs. Si, pero no encaran la escritura en el blog de la misma forma que lo hacen con una obra. He leido muchos blogs muy diferentes todos, y puedo decir que hay muchos realmente originales y muy buenos, pero no son literatura. Casualmente, los que mas cerca estan de la literatura, digamos, esos que están como cogoteando desde la vereda, son justamente los blogs literarios, cuyos autores, casi todos, son conscientes de lo que decía antes, que el blog no es literatura.

No jodamos, cada cosa en su lugar, Lo de Gualda o Casciari es aceptable para un blog (leyendo algunos otros podríamos decir que es sobresaliente. La calidad general de la blogósfera es muy, muy baja. Demasiado baja) pero en papel, se parecen mas a un mamotreto de papel y tinta que a un libro.
___________

Cuando termino de leer algún libro con cierta profundidad, necesito un tiempo para metabolizarlo, para digerirlo, incorporarlo. Es ahí cuando aparece en escena el libro liviano, ese que no cambia nada, pero entretiene, que se puede leer en el colectivo, que sirve de puente, o mejor aún, como el trago de agua entre una buena comida y un buen trago de vino, que solo sirve para limpiar la boca de los sabores ya disfrutados y evitar que se mezclen y se confundan con los que estan por venir.