martes, 23 de diciembre de 2008

1. rockeros -inoperantes- de vacaciones ( VI )

Nos levantamos y Loli y yo nos fuimos a bañar. En un descuido, a mi se me fue el jabón por el desagüe de las duchas del camping. Una vez vestidos, arreglados y acicalados, desarmamos la carpa, desayunamos algo y nos tomamos el colectivo de regreso a mina clavero porque ahí estaba la terminal de omnibus. Así que por última vez fuimos a ese lugar, que a esa altura ya era un karma que queríamos sacarnos de encima lo antes posible.

Así que desde Nono, deshicimos todo el camino hecho el día anterior, y llegamos a la estación de ómnibus. A sólo un día de empezado el viaje, y después de millones de idas y vueltas, estábamos justo donde habiamos comenzado.

El micro salía en tres horas así que teníamos que hacer tiempo. Loli y el pololo se compraron una cerveza. Se la tomaron. Quedaban dos horas y media. Loli se tiró a dormir en el piso usando la mochila como almohada y, para molestarla, el pololo y yo no pusimos a jugar a las cartas encima de su panza. Loli puteó un poco, pero bueno, no ibamos a desistir.

Párrafo aparte merece contar el hecho de que para sacar los pasajes a capilla del monte tuvimos que soportar una interminable fila de personas, llena de hippies, niños, mujeres y hombres ( de todas las edades).

Después de jugar al chinchon por cerca de media hora, el pololo y yo nos aburrimos de ese juego. Quedaban dos horas para tomar el micro. Ya no sabíamos que hacer. Leimos un rato. Pero al rato también nos aburrimos de eso. Loli no se podía dormir del todo. Probamos escuchando algo de música. Aburrido.

Todo era aburrido y el tiempo no pasaba.

Sentados en el piso, en el costado de la terminal, veiamos a unos hippies que habían improvisado una mesa y un par de banquitos en la puerta del bar de la estación. El dispositivo consistía en una especie de valija que se abría en dos y de ahí, del costadito le salían lo que serían las patas de la mesa. Adentro de esa "valija" estaban los banquitos, plegados.

Loli fue a buscar otra cerveza. Parecíamos unos desahuciados. Cuando ya quedaba poco para terminar de tomarla, el pololo observó que en el bar, había banquitos para sentarse. Y nosotros que nos la pasamos sentados en el piso.

Finalmente llegó la hora de subir al micro. Nos sentamos atrás de todo. Yo me dormí un rato y después me desperté para mirar el paisaje. Era muy lindo. En el camino, hablamos sobre lo divertido que sería subir al uritorco y nos entusiasmamos con la idea de hacerlo al día siguiente.

Al llegar, era de noche y a lo lejos, se veia humo. mucho humo.

Era el cerro, que se estaba prendiendo fuego.

8 comentarios:

/mcatmos dijo...

felicidades

k r i s t i a n dijo...

che muy lindo esto. Y mirando tu perfil encontre nombres como palahniuk, john waters, orson welles, easton ellis, volver al futuro y para rematarla seguis a stay free!

casate conmigo.
ja

besos y seguire girando por estos lados

Jane dijo...

Jajaja me identifico con varios momentos de tu relato vacacional. Pero varias de esas cosas las fui perdiendo después de estar un mes y pico con la mochila al hombro... hay muchas cosas que dejaron de importarnos y tranquilamente pudimos ser de esos hippies haciendo fila para comprar un pasaje. Sólo que en un lugar con un poco más de abrigo y montañas con nieve, porque el verano está para irse al frío, no me jodan.

johana marshall dijo...

mc:
muchas felicidades para ti

kristian:
bueno dale

jane:
yo soy de las suicidas que se van al calor.
este verano playa bob marley choclo con manteca y sal.

Ajenjo dijo...

Venía a decir que para subir al cerro solo tenías que agregar un matafuegos, pero... leí el comentario de kristian y tu respuesta y me puse celoso. Entristecí :(

johana marshall dijo...

a-jenjo:
se me ocurren dos posibles respuestas y formas de gambetear tu comentario. y voy a poner las dos

1.puedo hacerme la re boluda y:

con el "bueno dale" me refería a que el chico está invitado a pasar cuando quiera por el blog y a comentar y a eso. saludis!

2.o puedo sacar a la mujerhistéricanegada que hay en mi:

es que de eso se trata, de simplemente decir cosas así. los chicos lo ponen muy dificil, y bueno, a veces si tan sólo se dijeran cosas como casate conmigo o querés ser mi novia capaz que la vida sería más facil.

o no, porque seguro que cuando le pediste un beso a la chica que te gustaba en séptimo grado te dijo que ni loca y bue, seguro que ahora te la cruzás y es una boluda

te mando muchos saludos y esas cosas que se mandan en esta época del año.

Ajenjo dijo...

me encantan los saludos, pero ¿un beso no?

johana marshall dijo...

vamosssss todaviaaaaaaaaa

esa es la actitud!


asi, no hay 2009 que empiece mal!

besin

jm